¡Escribe en nuestro blog!

PADRES, ALUMNOS, PROFESORES: EL BLOG ES VUESTRO
Sólo tienes que mandar un correo a angelpostigo(a)gmail.com y podrás redactar entradas nuevas y convertirte en un autor más del blog SOS IES Las Veredillas.

sábado, 1 de octubre de 2011

Crónica de un encierro

“Las Veredillas se encierra” es el lema que ha rondado por los pasillos de nuestro Instituto durante varios días. Pero no ha sido fácil concretar el contenido de ese lema. ¿Qué día? ¿Cómo lo organizamos? Al final, ha ido surgiendo algo espontáneo. Los profesores que preparábamos el encierro en nuestro Centro hemos ido recogiendo iniciativas e ideas de los diferentes miembros de la comunidad escolar, así como de las personas que nos apoyan.

A las 19.30 del jueves 29 comenzamos a reunirnos en los patios del Centro y el salón de actos muchos profesores, junto con otros compañeros que han tenido que abandonar el Instituto. Mientras se iban uniendo alumnos y padres, nuestros móviles iban recibiendo mensajes de apoyo de compañeros encerrados en otros Centros.

Queremos recoger especialmente el mensaje que nos envió una profesora interina del curso pasado, que había tenido que dejar de trabajar con nosotros: “Ánimo en el encierro. Estamos con vosotros y esperamos que esta acción sirva y suponga un gran paso hacia delante”.

Mientras tanto, profesores, padres y alumnos se dedicaban en los patios a comentar en grupos cómo está repercutiendo en nuestro Instituto la falta de apoyo a la enseñanza pública. Después, todo esto nos sirvió para elaborar nuevas pancartas. También comenzaban a llegar algunos periodistas, a los que intentábamos explicar los motivos de nuestras reivindicaciones: la reducción de profesores, las dificultades para mantener la calidad de nuestra enseñanza, la disminución de servicios necesarios para nuestros alumnos…

Cuando comenzó a anochecer, sacamos unas mesas al exterior del recinto y comenzamos a compartir juntos la cena (tortillas, empanadas…) y a ello se iban uniendo alumnos del turno nocturno, según iban terminando las clases vespertinas a las que asisten muchos jóvenes de la zona.

Con gran pena tuvimos que renunciar a que una periodista de El Mundo se quedara a compartir el encierro con nosotros. Habíamos recibido antes instrucciones para que no permitiéramos que nadie ajeno al Centro pasara la noche dentro. Ante la imposibilidad de informar desde el corazón del encierro, nos pidió nuestra colaboración para hacerle llegar las noticias de lo que aquí sucedía

Acto seguido, se presentaba en la puerta un grupo de quince antiguos alumnos del Instituto que querían también unirse. De nuevo tuvimos que renunciar a este apoyo tan magnífico. Las instrucciones eran claras: llegada la hora, el conserje procedió a cerrar todas las puertas de acceso al instituto. Como no podían acompañarnos en el encierro, a uno y otro lado de la verja estuvieron mucho tiempo con nosotros comentando la situación de la enseñanza pública y las dificultades crecientes en las que se va desarrollando nuestro trabajo.

Una de nuestras compañeras, que asistía a la Asamblea de representantes de profesores, debido a que esta de prolongó más allá de las diez de la noche, no pudo tampoco acceder al instituto y se vio obligada a informarnos desde el otro lado de las rejas.

A lo largo de la noche, continuamos recopilando información y elaborando nuestros comunicados, al tiempo que contactábamos a través de las redes sociales con otros compañeros encerrados en institutos de la Comunidad de Madrid.

El domingo un flashmob en Preciados, mañana un paseo por el anillo ciclista con nuestras camisetas verdes, nos llegan noticias de otros Centros que ya le han dado plantón al bochornoso Plan Refuerza, un rap dedicado a Esperanza Aguirre…

Antes de acostarnos, hacemos balance de esta jornada y nos sentimos muy satisfechos de nuestro Centro, tanto de los profesores que trabajamos en él como de aquéllos que lo han tenido que abandonar pese al magnífico trabajo que estaban realizando. Nos sentimos orgullosos de todos los alumnos, alumnas y exalumnos que han participado y nos están apoyando en este encierro. Sobre todo, nos sentimos entusiasmados por la enseñanza pública, por la que estamos dispuestos a seguir luchando.



Los encerrados en Las Veredillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario